Road trip à France VIII: Seguimos tirados en Caen

Ahora mismo me encuentro en un motel de carretera a las afueras de Caen. Por lo menos hay wifi y puedo ir haciendo cosas con el ordenador. Con sólo este par de líneas, cualquier habrá podido adivinar que seguimos tirados. Las últimas noticias son que el coche no va a estar listo hasta el 7 de julio. Ayer por la tarde vino un mecánico con grúa hasta dónde estábamos y le echó un vistazo a Roberto (Roberto es nuestro auto, que es un Rover). Tiene rota la bomba que sirve para impulsar la gasolina desde el depósito al motor. Al menos eso es lo que he entendido con mi cutre francés. Y la broma se llama 400 euros. Por la cara.

Hora azul. / (C) Lola Hierro

El caso es que la compañía de seguros nos ofreció la posibilidad de alojarnos en un hotel de gratis hasta el día siguiente –hoy- y luego ver qué pasaba. El hotel está a tomar por saco de Caen, a una media hora andando y 15 minutos en Tram. Es muy lejos si tenemos en cuenta que estábamos acostumbrados a ir en coche a todas partes.

Anochece. / (C) Lola Hierro

Iglesia. / (C) Lola Hierro

Aún así, por la tarde-noche yo me cogí el tranvía por mi cuenta y me di un paseo por la ciudad. Hice algunas fotos, me paseé por el ambiente nocturno, me comí una hamburguesa… y ya cuando me iba, me encontré con Javi, que había quedado con Tiphaine, y al final me fui a tomar algo con ellos. Lo que tomé se llama Embuscade, es un mejunje compuesto de cerveza, Calvados (guarrería de 45 grados) y sirope de algo. No veas tú si sube. Tanto que una hora y pico después caí en la cama como una bendita y me quedé en coma hasta esta mañana.

Luces nocturnas. / (C) Lola Hierro

Hoy es cuando nos han dicho que nos tienen que retener el coche hasta el día 7 porque no pueden repararlo antes. La solución es, o bien que nos paguen unos vuelos hasta Santander mañana mismo, o bien que nos den un coche de cortesía y podamos seguir por nuestra cuenta con el viaje, pero con fecha tope para llegar a España. En fin, yo tengo que pasar por París porque tengo ahí a la familia esperando, así que ya iremos viendo…

Sombras. / (C) Lola Hierro

De momento parece claro que tenemos que pasar una noche más en Caen, a ver si tenemos suerte y encontramos la manera de movernos hasta las playas de Juno y Omaha, donde el desembarco de Normandía de la II Guerra Mundial. Y así, al menos, hacemos algo mejor que estar tirados en un hotel mirando al techo.

Germán enloqueció… / (C) Lola Hierro

PD: La foto de arriba es Germán cuando se volvió loco al ver que la grúa se llevaba el coche 😛

Más información sobre este road trip

6 Replies to “Road trip à France VIII: Seguimos tirados en Caen”

  1. Pingback: Road trip à France VI: Saint Malo-Caen | Reportera nómada

  2. Pingback: Road trip à France V: Dinan-Mont Saint Michael y la Fête de la Musique | Reportera nómada

  3. Pingback: Road trip à France IV: Brest-Dinan | Reportera nómada

  4. Pingback: Road trip á France, III: Nantes-Brest | Reportera nómada

  5. Nabia Orebia

    roberto arrancó él solito y nos ahorramos 400 pavos. es que es un caprichoso! pero eso lo cuento enel siguiente post…gracias por tus palabrejas, maehtro! 😉

    Reply
  6. kanunblog

    Si es diesel, debe de ser la bomba de inyección, por que la bomba de combustible o cuesta tanto. Si es así decidle al mecánico que os pongo alguna de chatarrería que os saldrá seguro más barato y os permitirá volver a casa sin problemas, después con mas pasta y tiempo le cambiáis la otra. Pobre Rober…to. Cada dia escribes mejor, según mi gusto, ahora si que lo haces para tí y no para una crónica, ¡espero que no se enteren en el periódico!Suerte con el trip.

    Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.