Un día en la clase de Doussou Fané

Uno de esos días en los que el calor aprieta y te quita las ganas de hacer cualquier cosa. Ni leer, ni escribir, ni actividad física alguna, por supuesto.  No te aguantas ni a ti misma y al final te vas a dar un paseo. Un paseo por un pueblo Sigue leyendo

He soñado con mi pueblo africano

La chica de ciudad nunca había tenido un pueblo. Cuando era pequeña, todos los niños se iban en verano al suyo y a la vuelta, en el inicio del curso escolar, traían historias de sus peñas, sus fiestas, sus primeros novios y novias… Ella no; aunque sus abuelos son de distintos puntos de España, en Sigue leyendo

Ve a conocer el mercado del hierro… o no

La primera sensación no es nada halagüeña. El calor abrasa la piel. Una fina capa de polvo de color pardo cubre absolutamente todo, incluido a ti. Hay basura por todas partes, y no existen carreteras, sino caminos de arena. Carrocerías destripadas de toda clase de vehículos de cuatro ruedas brillan Sigue leyendo

Medellín fue más difícil que abrochar un botón rebelde

Recuerdo que cuando era pequeña no quería convertirme en adulta. Ser mayor se veía muy complicado. Lo pensaba cuando tenía que atarme los cordones de las zapatillas o abrocharme unos pantalones rosas de una pana muy gruesa. Es que no había manera. Se me ponía rojo el dedo que metía Sigue leyendo

Bamako-Madrid-Medellín

Así es la vida. Tan pronto está una en medio del campo africano pasando calor, comiendo polvo y haciendo fotos a mamás con bebés a la espalda en sus huertos como se encuentra en medio de un aeropuerto colombiano abarrotado. Tengo aún la cabeza y el corazón en Malí y, sin embargo, Sigue leyendo

Y esta es la vida que amo (no me saquéis de Beleko)

Y esta es la vida que amo. No se dan cuenta de que estoy escribiendo sobre ellos. Unos con su portátil, otro con un libro de Saramago, otro batallando con una infusión demasiado caliente. Y, en general, dejando pasar la tarde y su sol feroz sin hacer mucho esfuerzo físico Sigue leyendo

La vida social de la ciudad de los cocodrilos

Te asomas a la ventanilla del coche en busca de las siete diferencias. O 15 o 50. Todo es igual y diferente al mismo tiempo. Los mismos comercios informales a pie de carretera, el mismo tráfico y los mismos colores explosivos en la ropa de las mujeres, las mismas que Sigue leyendo

Volver para contar… Malí

Con más sueño que vergüenza retomo este blog caótico e imprevisible. Cuando me despedía de Tanzania no imaginaba ni por asomo que la siguiente vez que volvería a escribir sería desde un sillón de estampado tribal de un hotel de Bamako, la capital de Malí. Estoy de vuelta en África Sigue leyendo

Crónicas tanzanas XI: Y este cuento se acabó

Me despedí de Tanzania de la manera más dulce y sin dolor, ya que me fui sin saber que ya no iba a volver. Casi fue mejor así. Si hubiera pasado los últimos días pensando que no iba a volver a pasear por sus playas, ni a comer ugali en los Sigue leyendo

Crónicas tanzanas X: Amani es un bosque encantado

A veces toca hacer senderismo por la sierra madrileña. Otras, por el precioso hayedo de Ucieda, en Cantabria, o por la selva de Irati, en Navarra. Nunca pensé que en el país de los leones, los safaris, los dhow y las playas de arena blanca y agua turquesa también se Sigue leyendo