Un día que empezaba bien…

Comienzo el día con el regustillo del curso de Fotografía de Alta Calidad que José María Mellado nos ha dado a un grupo de periodistas y fotógrafos en la Asociación de la Prensa de Cantabria. Durante todo el fin de semana hemos aprendido unos cuantos trucos para revelar y procesar imágenes, y la verdad es que estoy muy satisfecha.

Seguimos con un email donde el grupo fotográfico Zona 5 de Gijón me dice que han seleccionado una foto que presenté al concurso “Gijón está de foto” para formar parte de una exposición que se llevará a cabo en el centro La Arena a partir del 1 de diciembre.

Y sigo con el anuncio de que ya ha arrancado mi página web profesional, o algo que intenta serlo. Desde ya se puede visitar en www.lolahierro.com

Pero pongo la televisión y me asaltan de nuevo las noticias sobre El Sáhara, esta vez con el video difundido en internet de dos activistas escondidos en El Aaiun, la española Isabel Terraza y el mexicano Antonio Velázquez, que denuncian el genocidio que las fuerzas de seguridad marroquíes están cometiendo contra el pueblo saharaui.

Esta es la foto seleccionada. (C) Lola Hierro

Afirman que están escondidos porque temen por su vida, dado que están dando sus testimonios de las atrocidades de Marruecos al mundo entero. Han pedido intervención inmediata de la Cruz Roja y del consejo de seguridad de la ONU. El video está dando vueltas por la red.

También otros dos activistas de la ONG Thawra que han regresado hoy a España desde la capital del Sáhara, el extremeño Javier Sopeña y la canaria Silvia García, han denunciado que se está viviendo un estado de sitio y que los saharauis están siendo secuestrados y torturados. El País publica un artículo con todas sus declaraciones.

Por su parte, la ministra de Exteriores ha dicho en la Cadena Ser que España siempre ha estado a favor de la autodeterminación del pueblo saharaui pero defiende la vía diplomática que sigue el Gobierno español. “Con un país vecino hay que hacer unas reglas que defiendan los intereses de ambos, tiene que haber respeto mutuo, complicidad y respeto” en base a la “importante colaboración en la lucha antiterrorista, drogas, migraciones”, dice Trinidad Jiménez.

Y yo digo: Francia es quien más intereses tiene con Marruecos y no dudó en condenar la expulsión de uno de sus eurodiputados. Montaron el cisco y ahora hay una señorita de Le Monde informando -como puede, pero informando- desde El Aaiun. En nuestro país ya tenemos un muerto, activistas escondidos porque se los van a cargar, a Angels Barceló y su equipo de la Ser expusaldos, con el paso cerrado a cualquier periodista… y el Gobierno sigue, erre que erre, haciéndose el sueco. Lo que me revienta es eso de “complicidad” y “respeto“. ¿Ante un genocidio también? Me parece deleznlable. ¿Hasta donde tenemos que ser diplomáticos? ¿Hasta dónde tenemos que hacerle la rosca a Marruecos? Porque entiendo que Mohamed VI nos tiene cogidos por dos pelotas que se llaman Ceuta y Melilla pero… ¿hasta dónde va a llegar ese chantaje?

Un día que había empezado bien y que ya me está sabiendo mal.

Una respuesta a «Un día que empezaba bien…»

  1. Anonymous

    Has ahondado en el oscuro mundo de la diplomacía y el protocolo del siglo XXI, si Maquiavelo levantara la cabeza quedaría anonadado de la facilidad con la que en estos tiempos desde la cúpula del poder ejecutivo se pude decir blanco, cuando lo que se ve es negro o incluso a colores.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.