MEDELLÍN FUE MÁS DIFÍCIL QUE ABROCHAR UN BOTÓN REBELDE

Recuerdo que cuando era pequeña no quería convertirme en adulta. Ser mayor se veía muy complicado. Lo pensaba cuando tenía que atarme los cordones de las zapatillas o abrocharme unos pantalones rosas de una pana muy gruesa. Es que no Sigue leyendo →

BAMAKO-MADRID-MEDELLÍN

Así es la vida. Tan pronto está una en medio del campo africano pasando calor, comiendo polvo y haciendo fotos a mamás con bebés a la espalda en sus huertos como se encuentra en medio de un aeropuerto colombiano abarrotado. Sigue leyendo →