LA VIDA PASA BAJO LA SOMBRA DEL MANGO

Cuando estoy en Beleko me gusta ir a los huertos de las mujeres. Se llaman así porque son terrenos que gestionan exclusivamente ellas, sin que sus maridos se entrometan, y todos los beneficios de los productos que cultivan y luego venden Sigue leyendo →

UN DÍA EN LA CLASE DE DOUSSOU FANÉ

Uno de esos días en los que el calor aprieta y te quita las ganas de hacer cualquier cosa. Ni leer, ni escribir, ni actividad física alguna, por supuesto.  No te aguantas ni a ti misma y al final te Sigue leyendo →

Crónicas kenianas (III): Carta a Airam

Que no me da la vida para escribir todo lo que se me pasa por la cabeza desde que llegué. Toda la melancolía que me acompañó durante la aventura etíope ahora se ha metamorfoseado en entusiasmo. Mi compañera de viaje, Sigue leyendo →

Crónicas etíopes (IX): Los más negros son los gumuz

En África hay muchas clases de negros. Como de blancos en Europa, vamos. En Etiopía, también. Están los etíopes y eritreos que se denominan a sí mismos «habesha» porque comparten raíces semíticas. Ellos suelen tener la piel más clara, los ojos Sigue leyendo →

Crónicas etíopes (VIII): Un padre para los niños perdidos

Mi viaje va llegando a su fin. También el interior, pero esta es otra historia. Hoy quiero hablar de mi último destino, aquel hacia el que me encamino muy temprano desde Aksum, cuando no ha salido el sol. Se trata Sigue leyendo →

Dhobi Ghat, o las lavanderías más grandes del mundo

Son las lavanderías más grandes del mundo. En ellas se lava, seca, plancha y dobla la ropa de todo Bombay. Las prendas que uno da para lavar en tu hostal acabarán, seguramente, aquí, y serán devueltas impecables, bien dobladas y Sigue leyendo →