Llegar a los 33 en Addis Abeba

Cumplo 33 años, la edad a la que murió Jesucristo. No soy creyente, pero me gusta creer que es la de hacer algo importante en la vida. Cumplo 33 volando sobre Sudán y he pisado tierra en Addis Abeba, capital de Sigue leyendo →

‘Por ser niñas’ gana el premio Joan Gomis de periodismo

Me lo comunicaron hace unas semanas pero no me han dejado hacerlo público hasta hoy: el reportaje Por ser niñas que escribí en Etiopía sobre lo que supone nacer mujer en ese país ha sido galardonado con el premio Joan Sigue leyendo →

‘El hambre escondida’ gana un premio de periodismo

Hace algo más de un mes me dieron un premio de periodismo. Es la primera vez que recibo uno y me hizo mucha ilusión, sobre todo porque el trabajo galardonado fue uno que describe una situación que, a mi juicio, Sigue leyendo →

¿Cuánto cuesta viajar por Etiopía?

Como viene siendo costumbre en Reportera Nómada de un tiempo a esta parte, voy a escribir una entrada para contar cuánto cuesta vivir en el último país que he visitado, es decir, Etiopía. Hacer este tipo de artículos es un Sigue leyendo →

Crónicas etíopes X: Despedida de todo

Hace unos días anunciaba a bombo y platillo que hoy, 31 de diciembre, publicaría la última de mis crónicas desde Etiopía. Justo el día en que todo el mundo hace sus resúmenes del año, su recuento de países visitados, del Sigue leyendo →

Crónicas etíopes (IX): Los más negros son los gumuz

En África hay muchas clases de negros. Como de blancos en Europa, vamos. En Etiopía, también. Están los etíopes y eritreos que se denominan a sí mismos “habesha” porque comparten raíces semíticas. Ellos suelen tener la piel más clara, los ojos Sigue leyendo →

Crónicas etíopes (VII): Ataklti, el huérfano de Aksum

Hoy he vivido uno de los días más bonitos desde que llegué a Etiopía, y eso que por la mañana tenía pinta de que iba a ser un verdadero peñazo. He salido de Addis Abeba en un vuelo a las Sigue leyendo →

Crónicas etíopes (VI): Las hadas madrinas de Nekemte

Creo que ya son cinco los días que llevo en Getema. Viajé hacia el pasado y aquí me he quedado: observo la vida a mi alrededor y diría que estoy en el siglo XIX. Contra todo pronóstico, no me disgusta. Sigue leyendo →

Crónicas etíopes (IV): El descanso del guerrero

Los días en el hospital de las montañas se acaban. Han sido insuficientes para entender bien todo lo vivido, pero demasiados para mi mediocre capacidad de resistencia. Mis recién estrenadas amigas doctoras y enfermeras me cuentan que suelen irse algunos Sigue leyendo →

Crónicas etíopes (III): Crisis de valores

Estás dormida. Un leve traqueteo, un olor. Abres los ojos y no ves nada conocido. No estás en casa, sino en un todo terreno que circula a gran velocidad por una carretera bien asfaltada y sin tráfico. Arriba, el cielo, Sigue leyendo →