Crónicas etíopes (III): Crisis de valores

Estás dormida. Un leve traqueteo, un olor. Abres los ojos y no ves nada conocido. No estás en casa, sino en un todo terreno que circula a gran velocidad por una carretera bien asfaltada y sin tráfico. Arriba, el cielo, Sigue leyendo →

Crónicas etíopes (I): Del miedo al amor

He estado retrasando este momento desde hace semanas, y no sé por qué, la verdad. Podía haber escrito algo cuando compré los billetes de avión, hace más de un mes, o todas las veces en las que he estado haciendo Sigue leyendo →

La próxima vez que nos encontremos…

—»La próxima vez que nos encontremos, ya no seremos las mismas personas». Ella intentó que su voz sonara firme pese a que la enfermedad le había arrebatado las fuerzas varios días atrás. No quería preocuparle más. Sabía que el viaje llegaba a su Sigue leyendo →

Albania, cuánto me dueles

Fui, vi y no vencí. No había nada que conquistar, aunque sí mucho que recordar. Fueron 36 horas intensas en Tirana, la capital de Albania, la ciudad que durante un frenético mes fue un hogar para mí y para mis Sigue leyendo →

He soñado a la muerte, y ha venido

La otra noche soñé con la muerte. Soñé, más bien, con la sensación de que me moría, y que era de golpe. No era a causa de una enfermedad, no era morirse de vieja ni morirse tranquila habiendo asimilado que Sigue leyendo →

Morir y resucitar

Interrumpí mis relatos viajeros por India de manera precipitada, sin preaviso y sin explicaciones. Así fue como me pilló la vida, así me dio un revolcón inesperado. No he tenido ganas ni energías para entrar en este blog y contar Sigue leyendo →

2013: repaso del mejor año de mi vida (de momento…)

Todo el mundo está haciendo balance de su año en Internet, ya sea en las redes sociales con un comentario más o menos extenso o con una entrada en sus blogs. Me gustan, sobre todo, los  que hacen los blogueros Sigue leyendo →

Por ti no dejaré de soñar

Y aquí estoy, a las cuatro de la mañana de este siete de enero, sin saber ni qué decir ni qué pensar. Te nos has ido, Enrique, y me he enterado de casualidad, cuando estaba a punto de apagar el Sigue leyendo →

Próxima estación: España. Fin de trayecto

Con gran tristeza he de decir que estas son las últimas palabras que escribiré desde el sureste asiático. Hoy es 25 de abril, estoy en mi «adorada» Bangkok y en unas horas cojo un avión que me llevará hasta Madrid. Sigue leyendo →