Los viajes de una escriviviente

De Aniko Villalba podría decir que es argentina, pero creo que acierto más si la llamo ciudadana del mundo. No es una mochilera, ni una viajera, ni una periodista ni una bloguera. Se define como “escritora itinerante” y, otras veces, como “escriviviente”. Aniko, que ahora tiene 29 años,  agarró su mochila, portátil y cámara en 2008 y se embarcó en un viaje por Latinoamérica. Poco después comenzó a escribir un blog, Viajando por ahí, en el que contaba sus peripecias por unos 30 países de cuatro continentes. Muchas de esas aventuras y otras inéditas están recogidas ahora en el libro Días de viaje. Relatos en primera persona. (2013, publicación independiente). Y Aniko, desde esa primera salida hacia Bolivia, vive viajando.

El de Aniko es uno de los libros que me he estado leyendo últimamente. No la conozco en persona pero sigo su blog desde que le robaron el móvil en la bahía de Halong Bai, durante una trabajosa excursión por Vietnam. Yo buscaba información para el que iba a ser (y fue) mi propio periplo por el sudeste asiático y me encontré a una chica que viajaba sola, que se buscaba la vida y que describía el mundo de una manera que me enganchó. Desde entonces he leído muchos de sus textos y, de alguna manera, este libro era para mí una continuación de su trabajo. Me alegró mucho que lo publicara, creo que ha sido un paso más (y bien dado) en su carrera como escritora. Los más de 3.000 ejemplares que ya han encontrado dueño lo corroboran.

libro AnikoLos relatos, no obstante, no me han sorprendido tanto como lo harán en alguien que no la conozca de nada, pues muchos ya los había leído en versión blog. No es la novedad, pues, lo que me ha empujado a leerla. Lo que me ha animado a devorar este Días de viaje (que me he ventilado en apenas cuatro días) ha sido el optimismo y la energía positiva que transmite. Me explico: viajar da miedo al principio. Muchos nunca se atreven ni se atreverán. Otros -y, en este caso, otras- sí lo hacemos, pero a menudo nos asaltan temores y dudas, como si fuera la primera vez que ponemos un pie fuera de casa. A veces me sorprendo pensando en todas las dificultades que podría encontrar, me agobio con preparativos, logística, asuntos pendientes antes, durante y después del viaje… Mis propios sentimientos y estados de ánimo me asustan. ¿Y si me aburro? ¿Y si me deprimo? ¿Y si me siento sola? ¿Y si…? Con todo eso, se me olvida lo que realmente importa: lo maravilloso que es tener la oportunidad de ver el mundo en primera línea. De ser testigo de la belleza, la inmensidad, la grandiosidad y la diversidad de este planeta.

Pues bien, Aniko me lo recuerda con sus textos. Su entusiasmo cada vez que encuentra un lugar donde se quedaría a vivir, sus reflexiones de mujer viajera que yo misma me he hecho tantas veces, sus minuciosas descripciones de lugares que se descubren por primera vez, las aventuras, anécdotas y casualidades que se encuentra en los momentos más inesperados, esos que te hacen pensar: “este viaje ya mereció la pena solo por esto”. Todo eso que aporta Aniko me devuelve a mi sitio, me recuerda la suerte que tengo por haber elegido esta vida, cada vez más nómada, me resucita ese gusanillo que todo viajero siente en las tripas ante la perspectiva de una nueva escapada  y, simplemente, me acaba alegrando el día.

aniko-villalba-bio

Y esta es la autora, Aniko Villalba. / Foto: Viajando por ahí

Días de viaje es, no obstante, solo un pequeño resumen de la riqueza del universo de Aniko Villalba. Yo no he encontrado en mi vida una mujer más productiva. Como explicaba al principio de esta entrada, Aniko tiene un blog de viajes llamado Viajando por ahí que escribe desde 2009 y que ya está muy abultado con entradas y categorías muy imaginativas y, además, muy informativas, que es un valor añadido. Por otra parte, Aniko gestiona una tienda online en la que vende calendarios, postales y señaladores hechos con las fotografías que toma por el mundo. Además, ha inaugurado recientemente un blog nuevo y muy creativo, Escribir.me, para dar rienda suelta a su faceta más literaria. Apenas he catado este último, pero me ha fascinado la cantidad y variedad de información que contiene para leer, para escribir, para escuchar, para comprar… Me parece inabarcable y no sé cuándo conseguiré leer todo lo que me he encontrado allí.

No voy a profundizar en el contenido del libro porque quiero que lo leáis. Ya solo me queda darle la enhorabuena a Aniko, tanto por el libro como por todo el trabajo que está realizando, que sé que llevar un blog es muy duro y más si quieres vivir de ello. Espero que pronto termine ese segundo proyecto literario que tiene entre manos ahora. Seguro que tampoco defrauda.

Dónde comprar Días de viaje

Desde España es mejor adquirir el libro desde La editorial viajera, que llevan mis amigos Pablo e Itziar. Tienen un catálogo pequeñito pero muy interesante, y envían muy rápido y sin cobrarte los gastos de envío. A ellos se lo encargué yo y quedé muy satisfecha. El precio son 18 euros.

Para comprarlo desde fuera de España, lo mejor es pedirlo en la tienda online de Aniko Villalba. Cuesta entre 12 y 17 dólares, según a qué país sea el envío. También está disponible la versión EBook y para Kindle.

One Reply to “Los viajes de una escriviviente”

¿Te ha gustado este artículo? Puedes darme tu opinión dejando un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.