MEMORIAS DE ASIA, IX: BAGÁN DE MIS AMORES

Qué éxito rotundo ha sido todo en Bagán. Lo único que me falta es que salga el sol y me regale un atardecer naranja. El viaje en autobús fue muy bien y pude dormir todo el trayecto. Solo me desperté Sigue leyendo →