ANDANZAS RUMANAS VII: BOMBA DE HUMO EN BUCAREST

Estaba haciendo un free walking tour, o excursión a pie gratis por Bucarest, la capital de Rumanía que empecé a explorar hace un par de días, pero me he escapado cuando no miraban. Estábamos yendo a los mismos sitios donde Sigue leyendo →

ANDANZAS RUMANAS VI: ¡POR FIN BUCAREST!

Amanece en Bucarest, a orillas del río Dâmbovița. Hace sol y el día se espera caluroso porque son las 09.30 y la temperatura ya pega fuerte. Mi viaje interminable en autobús a través de Transilvania a tenido su recompensa: He Sigue leyendo →

ANDANZAS RUMANAS V: LA CHICA DEL AUTOBÚS

Hoy empecé a viajar a las diez y media de la mañana. y, saliendo tan temprano, me parecía demasiada tela viajar hasta las ocho de la tarde… Quería creer que llegaríamos antes. Pero son la ocho y, según Google Maps, Sigue leyendo →

ANDANZAS RUMANAS III: PRISIONES TRISTES, CEMENTERIOS ALEGRES

Ya casi acaba el día, y yo voy en un tren desde Baia Mare a Dej Calatori, donde haré un transbordo de dos horas para coger otro ferrocarril nocturno hacia Suceava, mi destino final, en el este de Rumanía. Qué Sigue leyendo →

ANDANZAS RUMANAS II: MARAMURES, LA ÚLTIMA TIERRA CAMPESINA

Tenía que madrugar mucho para coger un tren hacia Maramureş, cosa que no he hecho al final. Estoy tan cansada que decidí pasar del tren, dormir algo más y luego viajar en autobús. Así lo he hecho. Lo he pillado Sigue leyendo →

ANDANZAS ESLOVACAS: BRATISLAVA EN ALEGRE SOLEDAD

Me he cambiado de país, así sin despeinarme. Nunca mejor dicho porque después de un día entero de periplo viajero llevo un moño muy digno. He pasado la noche en un autobús entre Varsovia y Bratislava, capital de Eslovaquia. Había Sigue leyendo →

ANDANZAS POLACAS V: PRAGA, AQUEL PELIGROSO BARRIO DE HIPSTERS

La abuela de Patricia contaba que se casó con su pretendiente —y luego marido y padre de sus hijos— para que le acompañara al baño del tercer patio de su edificio porque le daba miedo ir sola. Patricia es una Sigue leyendo →

ANDANZAS POLACAS IV: VARSOVIA RENACE, PERO NO OLVIDA

Camino mucho hasta llegar al casco viejo. Varsovia me encanta, pero sus enormes distancias, que siempre recorro a pie, ya no tanto. Recién llegada a la capital de Polonia, me cae el cielo sobre la cabeza: llueve, truena, está oscuro Sigue leyendo →

ANDANZAS POLACAS III: AUSCHWITZ, LECCIÓN NO APRENDIDA

Cuando llegas al campo de concentración de Auschwitz, a 43 kilómeros de Cracovia en autobús, y compras tu entrada, lo primero que hacen es ponerte en la solapa una pegatina con tu horario de entrada y el idioma del grupo Sigue leyendo →

MOHER ME RECUERDA QUE ESTOY VIVA

Hola Andrés: Vuelvo a ti tanto tiempo después. Hace un par de semanas de nuestra última charla por Whatsapp, como ocho meses, si no más, desde la última vez que te vi, y un año y medio por lo menos Sigue leyendo →