ANDANZAS RUMANAS III: PRISIONES TRISTES, CEMENTERIOS ALEGRES

Ya casi acaba el día, y yo voy en un tren desde Baia Mare a Dej Calatori, donde haré un transbordo de dos horas para coger otro ferrocarril nocturno hacia Suceava, mi destino final, en el este de Rumanía. Qué Sigue leyendo →

ANDANZAS RUMANAS II: MARAMURES, LA ÚLTIMA TIERRA CAMPESINA

Tenía que madrugar mucho para coger un tren hacia Maramureş, cosa que no he hecho al final. Estoy tan cansada que decidí pasar del tren, dormir algo más y luego viajar en autobús. Así lo he hecho. Lo he pillado Sigue leyendo →

La teoría masái (segunda parte)

  Kenneth y Samuel viven en Sekenani, un pueblo del suroeste de Kenia que no tendría nada por lo que destacar si no fuera porque es la puerta de entrada a la Reserva Nacional del Maasai Mara, la joya del Sigue leyendo →

DJELIBANI, ME HE QUEDADO A MEDIAS

Yo quería contar muchas cosas de Djelibani. Las mismas que me transmitieron los representantes del pueblo: el médico, el profesor, el alcalde… Y que yo grabé en mi teléfono móvil. Las mismas que se borraron cuando, unas semanas más tarde, el Sigue leyendo →

Crónicas tanzanas VIII: Se casó la hija de los Mrutu

Llegó un buen día. Una invitación muy elegante en papel satinado, de color crema y una cinta fucsia que invitaban a un evento de extraño nombre: el send-off de Lidia, la hija de los Mrutu. Ellos pertenecen a una de las familias que Sigue leyendo →

Albania, cuánto me dueles

Fui, vi y no vencí. No había nada que conquistar, aunque sí mucho que recordar. Fueron 36 horas intensas en Tirana, la capital de Albania, la ciudad que durante un frenético mes fue un hogar para mí y para mis Sigue leyendo →

He soñado a la muerte, y ha venido

La otra noche soñé con la muerte. Soñé, más bien, con la sensación de que me moría, y que era de golpe. No era a causa de una enfermedad, no era morirse de vieja ni morirse tranquila habiendo asimilado que Sigue leyendo →