Espiando hipopótamos en Naivasha

Cuando una dice que se va a espiar hipopótamos a Naivasha es en sentido literal. Se trata de verlos lo más cerca posible y que no te pase nada, claro. Son los animales más peligrosos de África, los que más humanos Sigue leyendo →

Elefantes ‘low cost’ en Amboseli

Me gustan los elefantes. Mucho. Mira que me han advertido veces de que son agresivos y peligrosos; una amenaza para el hombre. En Sekenani, un pueblo a las puertas del Maasai Mara, me contaban cómo destrozaban las verjas de caña, cómo las Sigue leyendo →

Carta abierta a mi auténtica mamá africana

Hola mamá, Te acabas de marchar a Madrid y me has dejado aquí solita en Nairobi. Ya sé que no te querías ir, pero las obligaciones llaman. Ahora debes estar sobrevolando Etiopía, y te imagino escribiendo en el cuaderno de viajes Sigue leyendo →

Con el sol pegado a los talones por el Maasai Mara

Son las siete y media de la mañana y aquí me encuentro, totalmente despejada (aunque un café no me vendría mal) y sentada en el porche de mi casita de madera, envuelta en una manta de cuadros. Tengo el portátil Sigue leyendo →

Crónicas kenianas (VI): Vivir y morir en la sabana

He aterrizado dentro de la película de El Rey León. Yo que pensaba que ya había visto todo, y resulta que aún podía sorprenderme metiéndome en escenarios semejantes. Porque no lo he visto todo, claro. Y menos mal. Menos mal que Sigue leyendo →