Carta abierta a mi auténtica mamá africana

Hola mamá, Te acabas de marchar a Madrid y me has dejado aquí solita en Nairobi. Ya sé que no te querías ir, pero las obligaciones llaman. Ahora debes estar sobrevolando Etiopía, y te imagino escribiendo en el cuaderno de viajes Sigue leyendo →

Crónicas tanzanas XI: Y este cuento se acabó

Me despedí de Tanzania de la manera más dulce y sin dolor, ya que me fui sin saber que ya no iba a regresar. Casi fue mejor así. Si hubiera pasado los últimos días pensando que no iba a volver Sigue leyendo →

Crónicas kenianas (IV): Arena en el pelo, sal en la piel

Yo quería bañarme en el océano Índico. Por nada en especial. Por todo. Por capricho. Porque las olas suelen llevarse las penas, los duelos y los quebrantos. Te envuelven y te limpian, y después te sientes como si entraras en Sigue leyendo →

¡Por fin me remojo en las Gili!

Después de coger 25 transportes, ya estoy en las islas Gili, concretamente en Trawangan, la conocida como isla más fiestera: tiene mogollón de bares de copas y un intenso ambiente nocturno. Las otras dos, -Gili Meno y Gili Air- son Sigue leyendo →

Llegada a Bali: playas, templos y timos

La última vez que di noticias estaba subida a un volcán en la isla de Java. Y ahora me encuentro recién llegada a las islas de Bali, Lombok y las Gili, que están siendo mi última experiencia en Indonesia. De Sigue leyendo →