MEMORIAS DE ASIA, XIII: MANDALAY POR FUERA

He llegado a Mandalay tras un viaje en autobús interminable en el que, encima, he vomitado. No dentro, sino en los baños asquerosos del sitio donde hemos parado a almorzar. Demasiada sopa de fideos shan, yo creo. Muy rica, pero Sigue leyendo →