Crónicas etíopes (IV): El descanso del guerrero

Los días en el hospital de las montañas se acaban. Han sido insuficientes para entender bien todo lo vivido, pero demasiados para mi mediocre capacidad de resistencia. Mis recién estrenadas amigas doctoras y enfermeras me cuentan que suelen irse algunos Sigue leyendo →

Crónicas etíopes (I): Del miedo al amor

He estado retrasando este momento desde hace semanas, y no sé por qué, la verdad. Podía haber escrito algo cuando compré los billetes de avión, hace más de un mes, o todas las veces en las que he estado haciendo Sigue leyendo →

A solas en Udaipur

No sé si afirmar que he pasado por Udaipur o que Udaipur ha pasado por mi. Conocer Bombay ha sido como dar un paseo por una llanura idílica en comparación con lo que es esta ciudad blanca, la primera que Sigue leyendo →

¡Cómete Turquía!

Uno de los temas más interesantes y a la vez complicados de abordar es el gastronómico. Es maravilloso escribir sobre comida y recordar los sabores, olores y texturas, pero también es muy difícil encontrar los adjetivos adecuados sin caer en Sigue leyendo →

Edimburgo y la montaña imbatible

10.00 Vuelvo a ponerme en ruta. Y lo hago de la misma forma  que las últimas veces: apretujada en una aerolínea de bajo coste que va atestada de maletas y pasajeros. Tanto es así que —otra vez— me ha tocado Sigue leyendo →

Mi alimentación en Marruecos

Uno de los mejores recuerdos que guardo de Marruecos es su gastronomía. Durante los 10 días que recorrí el país tuve la oportunidad de probar varios platos, y todos ellos me encantaron: dulces y salados, postres y guisos, desayunos o Sigue leyendo →

Toledo: datos prácticos

Visitar Toledo es extremadamente cómodo y sencillo, no necesita libro de instrucciones. También es cierto que se trata de una ciudad muy turística donde la mayoría de los sitios resultan un poco caros para el bolsillo de un viajero-mochilero. Durante Sigue leyendo →

Bizarreando en Praga, parte II: comidas copiosas y hostales que parecen bosques

Caminar por Praga cansa. Hay muchas subidas y bajadas, y el suelo empedrado no es lo más adecuado para unos pobres pies calzados con playeras de suela de goma. Por eso a la una de la tarde ya no podía Sigue leyendo →

Budapest: dónde dormir, cómo moverse y cómo NO alimentarse

Moverse, alimentarse y albergarse en cualquier ciudad o pueblo a la que viajemos. Eso es lo primero por lo que uno se preocupa, bien antes de salir de casa, o bien cuando ya está en el lugar de destino. He Sigue leyendo →