MEMORIAS DE ASIA VII: MENOS TEMPLOS Y MÁS CALLE

Cuando caminas de día por Yangon te percatas de cuánta gente masca un chicle elaborado a partir de las hojas de una planta estimulante que se llama betel y nuez de cola: está todo el suelo lleno de escupitajos de Sigue leyendo →

MEMORIAS DE ASIA III: SIN RUMBO POR KANCHANABURI

En Kanchanaburi, región donde se ubica el famoso río Kwai sobre el que se hizo una película, hay mucho por visitar. Pero conviene llegar sin prisas… Sigue leyendo →

MEMORIAS DE ASIA I: ¿OTRA VEZ BANGKOK?

Cojo estas vacaciones como si fueran las primeras que me dan después de diez años en la mina. Tengo ganas por todo: por pasar tiempo a mi aire; por conocer Myanmar después de tanto tiempo deseándolo; por vivir aventuras, por Sigue leyendo →

Angkor Wat, maravilla del mundo antiguo y del moderno

No me han importado los turistas, no me ha importado el calor extremo, no me ha importado el elevado precio de la entrada, y no me han molestado las obras de restauración que afean en parte el paisaje. Ni siquiera Sigue leyendo →

Luang Prabang, la tierra de los monjes traviesos

Viajar durante 34 horas es tan horrible como suena, y más si es por Laos, que está surcado de carreteras precarias y llenas de curvas. Así, cuando llegué a Luang Prabang, ya no sabía ni dónde estaba mi mano izquierda. Sigue leyendo →