Albania, cuánto me dueles

Fui, vi y no vencí. No había nada que conquistar, aunque sí mucho que recordar. Fueron 36 horas intensas en Tirana, la capital de Albania, la ciudad que durante un frenético mes fue un hogar para mí y para mis Sigue leyendo →

He soñado a la muerte, y ha venido

La otra noche soñé con la muerte. Soñé, más bien, con la sensación de que me moría, y que era de golpe. No era a causa de una enfermedad, no era morirse de vieja ni morirse tranquila habiendo asimilado que Sigue leyendo →

Las madres de Tirana

Albania es el patio trasero de Europa. Sus habitantes han pasado por una de las más estrictas dictaduras comunistas, una rebelión civil y los efectos de la guerra de los Balcanes. La Constitución de Albania, de 1998, garantiza la igualdad Sigue leyendo →

San Valentín a la albanesa

El primer día que estuve en Tirana me encontré con mucho tiempo libre debido a que el que por entonces era mi compañero de rodaje se encontraba enfermo, con malaria o cólera según decía él al principio, cosa que al Sigue leyendo →

Se acabó lo que se daba

Es triste pero cierto y, en realidad, es mejor. Escribo esta entrada para informar lo más escuetamente que puedo de que, por diferencia de pareceres en cuestiones clave para el buen desarrollo de este rodaje, he decidido desvincularme del mismo, Sigue leyendo →

Filming in Albania: Del barco a la cama

Ya tenemos los pies puestos en suelo albanés. Alberto y yo, una vez llegados a Bari, pasamos la tarde en la mejor pizzería de la ciudad: barata, buenísima  y con Wifi. Claro que primero tuvimos que pasear las maletas por Sigue leyendo →

¿Volverá ‘Filming in Albania’?

Aquellos que visitáis este blog de vez en cuando seguramente habréis leído la serie Filming in Albania, un grupo de entradas que publiqué durante agosto de 2010 coincidiendo con mi estancia en este país. Durante un mes relaté las peripecias Sigue leyendo →

Filming in Albania: Vuelta a casa. Faleminderit, Shqiperia

Ya no escribo más desde el Planet Bar, mi garito fashion de Tirana donde me tomaba zumos y agua sin gas para poder usar el wifi. Ni desde la primera planta del Tirana International, ni desde el sencillo y acogedor Sigue leyendo →