MEMORIAS DE ASIA, XI: SAMARITANISMO EN INLE

Ya he decidido que Inle es el lugar que más me gusta de Myanmar. Este lago, donde se concentran varias etnias birmanas, muestra aún estilos de vida tradicionales y costumbres del pasado. A su alrededor conviven decenas de aldeas cuyas casas en ocasiones están sobre tierra y, otras veces, sobre el agua. Son viviendas flotantes, porque aquí todo debe tener esa cualidad para sobrevivir: colegios y restaurantes flotantes, flores flotantes, tomateras flotantes y casi casi, vacas flotantes. No descarto ver alguna. Así es en la orilla, en las aguas abiertas del lago están los pescadores intha (etnia mayoritaria) faenando con sus redes y remando con un pie. Esta es una técnica propia de este lugar y, por su vistosidad, ocupa las fotos de todos los viajeros.

LagoInle-58
Aldeas flotantes en el lago Inle. / © Lola Hierro
LagoInle-85
Remando con un pie. / © Lola Hierro
LagoInle-35
Tomateras flotantes. / © Lola Hierro

Tanta belleza se puede ver con facilidad cuando cruzas el lago a bordo de una canoa con forma de vaina de guisante. Es obligatorio si quieres continuar la excursión en bici por los alrededores. Y el paseo sobre el agua es la mejor parte de todas. Otra vez me he vuelto a sentir en un lugar onírico, pues el silencio es total, solo roto por el leve murmullo del motor de la embarcación. En las aguas azul oscuro se reflejan los pescadores y ellos, tú y el resto de la humanidad que aquí convive, lo hace rodeada por una cordillera montañosa muy verde y no muy alta que me recuerda al paisaje del Danau Toba, en Sumatra.

LagoInle-43
Mi barquero. / © Lola Hierro
LagoInle-55
Una campesina en su campo. / © Lola Hierro
LagoInle-15
Familia llegando a puerto. / © Lola Hierro

El paseo en bici también merece la pena, aunque después de los 10 kilómetros te duele el culo una barbaridad y cada bache es una tortura. Por el camino se ve mucho de la vida rural de esta región, el estado Shan. Hay, eso sí, unos cuantos orfanatos, cosa que me ha sorprendido, y también muchos campos de cultivo, casas muy humildes de madera y bambú.. Y motos y coches durante todo el recorrido, si bien no dan miedo porque te pitan para avisarte de que van a adelantar.

LagoInle-60
Niños a la salida del cole esperando el autobús escolar en modo barca. / © Lola Hierro
LagoInle-74
Un hombre recogiendo algo parecido a algas, diría. / © Lola Hierro
LagoInle-40
Vecinos de aldeas flotantes. / © Lola Hierro

Durante la ruta se pueden explorar caminos conocidos hacia una bodega, unas aguas termales y un monasterio en la montaña. Luego hay otros desconocidos. Ni unos ni otros: yo he ido a piñón fijo por falta de tiempo. En el caso del monasterio, porque no me he visto capaz de subir ahí con la bici.

LagoInle-27
Un puente maravilloso desde el que se ve mucha vida local y se embarca para cruzar el lago. / © Lola Hierro
LagoInle-19
Metiendo la bici. / © Lola Hierro

En Nyaung Shwe y los alrededores del lago llueve mucho durante un rato del día -parece ser que después de comer- y luego se queda una buena tarde de sol. He realizado dos buenas acciones por ser el primer día. Primero, ayudar a liberar la pierna de un pobre chico al que se le había quedado atrapada bajo un carro cargado con kilos y kilos de bambú. Estaba desayunando unas tortitas y vi el accidente. ¡Qué susto! Pensé que se la había cortado. Intentamos entre varios levantar la carreta, pero era tan pesada que no había manera, así que para sacarle la pierna tuvimos que retirar todo el bambú entre la camarera de la cafetería, un par de transeúntes que pasaban en aquel momento por allí, Jose y yo. Aunque el chico parecía estar muy dolorido, por suerte no ha sufrido roturas ni daños graves aparentes. Le quedará una buena magulladura y espero que nada más.

LagoInle-235
Nyaung Shwe, base de nuestras aventuras. Y un perro colega. / © Lola Hierro
LagoInle-23
Una paissana con thanaka en la cara. / © Lola Hierro

El segundo buen acto ha sido evacuar a un borracho que estaba en medio de la carretera, aparentemente en estado de inconsciencia. Iba tan tranquila con la bici cuando me encuentro a un hombre tirado en la vía. Yo pensaba que estaba muerto, la verdad. Tenía un paraguas desplegado y solo estaba durmiendo la mona. Lo hemos levantado y llevado al arcén para que duerma sin riesgo de ser atropellado.

LagoInle-3
Toda la familia de viaje en tractor. / © Lola Hierro

Al acabar la excursión he comido un plato de degustación de comida shan súper rico y he echado la tarde en el hostal, el Inle Inn, que es muy agradable. Está regentado por dos hermanas que no pueden ser más amables.

Coste de vida en el lago Inle (I)

  • Entradas lago Inle: 13.500*2= 26.000 kyats
  • Dos desayunos en el restaurante Inle Pancake Kingdom de café y dos platos de tortitas: 9.500 kyats
  • Alquiler de bicis de montaña medio día: 7.000*2= 14.000 kyats
  • Fruta para dos: 3.000 kyats
  • Almuerzo en restaurante local: 17.500 kyats
  • Barquero: 4.000*2=8.000 kyats
  • TOTAL: 78.000 KYATS O 46 EUROS

¿Te ha gustado este artículo? Puedes darme tu opinión dejando un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.