Los preparativos de un viaje no preparado – Parte IV: Visados

Los visados, un asunto tan aburrido como imprescindible si uno quiere entrar en determinados países. Todos sabemos lo que son, pero no siempre es fácil conseguir la información necesaria. En el post de hoy voy a escribir sobre los requisitos de entrada a cada uno de los lugares que pretendo visitar. La mayoría de casos se reducen a un mero trámite, pero hay un par que son más espinosos, los de India y Vietnam, que detallaré más por si ayudo a algún viajero confuso. Eso sí, me he limitado a recabar datos relacionados con visados para turistas españoles que no van a pasar demasiado tiempo en ningún país. Sobre los de negocios/trabajo o para largas estancias y renovaciones, no tengo ni idea.

He distinguido tres categorías:

A) Países donde no es necesario pedir visado:

Malasia: Tienes derecho a estar 90 días sin necesidad de pedir visado.

Tailandia: Se permite la entrada sin visado para 30 días si la llegada se produce por vía aérea. No obstante, si la entrada es por un puesto fronterizo desde un país limítrofe, se reduce a 15 días.

Singapur: Lo mismo. Si la entrada es por vía aérea, tienes un mes gratis. Por tierra, 14 días.

B) Países donde te pueden dar el visado a tu llegada

Camboya: Puede obtenerse visado de una entrada en la frontera, terrestre o en aeropuertos, que se concede para un máximo de tres meses. Cuesta 20 dólares, ni uno más y ni uno menos. Insisto en esto porque he leído mucho sobre los timos que intentan colarte los camboyanos en las fronteras terrestres contando mil historias para que pagues más.

Laos: También se puede obtener en los puestos fronterizos terrestres o en los aeropuertos, y cuesta 25 dólares por un periodo máximo de dos meses.

Nepal: Se permite obtener en las fronteras terrestres, tiene una validez de quince días y un precio de 25 dólares. Pero ojito, porque el permanecer en Nepal más allá de la validez del visado puede acarrear el encarcelamiento y la imposición de una multa.

Indonesia: Lo dejo para el final de la lista porque no las tengo todas conmigo. Al parecer, es sencillo obtenerlo:  se hace en aeropuertos y son 25 dólares por un mes. El problema  es que parece ser que te piden un vuelo de salida para dártelo. En mi caso no me preocupa mucho ya que tengo un Jakarta-Singapur mirado, pero ya os contaré cual es la sorpresa cuando llegue allí. Por otra parte, también te cobran cuando sales del país otros 25 dólares más o menos.

C) Para hacer desde casa

Vietnam: Hay que irse a una web muy sencilla donde rellenar un formulario y pagar unas tasas, que ascienden a unos 20 dólares por persona para una entrada de un mes (hay más opciones). Esto es la solicitud para que te envíen una invitación que servirá para solicitar el visado al llegar al país. Yo hice todo tal y como viene explicado y en una semana tenía mi invitación en la bandeja de entrada del correo. Con semejante papelito, uno sólo tiene que imprimirlo y presentarlo en la oficina de inmigración del aeropuerto de turno, donde ya por fin, y previo pago de otras tasas de 25 dólares más, te darán la preciada visa. Hay que dirigirse a la web de Vietnam Inmigration para pedir la invitación, pero también hay una web en español llamada My Vietnam Visa.

India: Debe ser que las autoridades estaban hasta el turbante de que la gente entrara y saliera del país como Pedro por su casa, así que hace poco tiempo cambiaron las normas y ahora es un poco jaleo tramitar el visado, sobre todo si uno quiere entrar y salir del país varias veces en el mismo periodo. El visado hay que tramitarlo con antelación y para ello ya no hay que ir a la embajada india sino a una empresa que han designado para que se encargue de tales menesteres. Se llama Arke BLS Center, están en Madrid y Barcelona,  y en su web viene todo muy bien explicado. Te piden el pasaporte, que rellenes un impreso, tres fotos y las tasas en efectivo, que ascienden a 61 euros nada menos. Yo presenté la documentación en sus oficinas aprovechando que estaba haciendo recados en Madrid. Dijeron que en una semana podría ir con el resguardo a recoger el pasaporte con el visado, pero a los dos días ya tenía el aviso en el correo electrónico.

Si no vas a ir por Madrid, puedes enviarlo todo por Seur, sólo que en este caso te cobran 20 euros más por servicio de mensajería. Las tasas, por otra parte, no las mandas en efectivo sino que las ingresas en una cuenta bancaria, y adjuntas la fotocopia del resguardo.

Estos precios son válidos para un visado multientrada de seis meses. El problema viene porque ni es multientrada, ni son seis meses, sino tres. Y es que, lo establecido es que tu visado tiene validez para entrar en India en los seis meses posteriores a la fecha en que lo pides, pero una vez dentro, sólo puedes permanecer 90 días. Tal cual. Y una vez que sales, no puedes volver a pedirlo hasta que hayan transcurrido dos meses más.

¿Y qué pasa si yo quiero, en medio de mi ruta, visitar Nepal y luego volver a entrar en la India? Pues según dice en Arke, se permitirá entrar dos o tres veces más como máximo si en el momento de hacer el visado presentas también la documentación relativa a vuelos y reservas de hoteles que demuestren que estás haciendo una ruta de varios países.

¿Y si no la tengo porque soy un mochilero y no sé dónde voy a estar al día siguiente? Eso les dije ante tal eventualidad. Pues esta es la novedad, amigos, porque hay posibilidades para los desastres andantes como yo, que no tengo ni vuelos ni leches. Lo que hay que hacer es acudir a una oficina de inmigración india antes de salir del país. Vas allí, te registras y les cuentas tus planes. Allí ya es más fácil presentar un billete de bus, tren o avión o lo que sea que demuestre que sales y entras para ver, por ejemplo, Nepal. Y en principio te pondrán un sello o alguna historia para que no tengas problemas cuando quieras volver a entrar.

De todas formas, del dicho al hecho hay un trecho, y yo no tengo nada claro esta forma de proceder, así que ya diré algo con más exactitud cuando lo viva en mis propias pieles, dentro de unos meses.

4 Replies to “Los preparativos de un viaje no preparado – Parte IV: Visados”

  1. Pingback: India, ¡voy a por ti! | Reportera nómada

  2. NABIA OREBIA

    muchas gracias jose!
    los camboyanos se van a fastidiar porque solamente voy a llevar dólares, jeje

    lo del hostal italiano es un puntazo de barato, molto grazie!

    Reply
  3. JOSE

    Preguntabas por hostel en Roma. Yo siempre voy al mismo. No es una maravilla pero cumple con lo que busco (precio, ubicación, atención). Hostel Beautiful 2 en c/Milazzo. Está junto a Términi (bien para conectar con los dos aeropuertos y para llegar/salir en tren) y a un paseito del centro, unos 11€ la noche entre semana en dorm y lo lleva una familia paquistaní muy maja. El “jefecillo” un chaval rechoncho es muy majo… Dorms de 6, baño en la hab, calefacción ok y un vaso de zumo de polvos, un croissant de pasteleria industrial barata y un café que nunca me atrevo a probar es lo que llaman desayuno… lo justo para salir de “casa” e irse a por un ristretto!!

    Visados.. Camboya… Difícilmente te librarás de pagar 20Eur en vez de 20USD.. es la mordida de la poli misma en el puesto de inmigración.. No merece la pena enredarse pq lo mismo te dicen “No pasas”… Eso sí.. luego el rollo de este país empieza en los autobuses.. “solo para turistas”, la falta de info, el cambio (ojo con el exchange rate,..)… A Camboya, como a India les debo una segunda visita! Suerte.

    Jose

    Reply

¿Te ha gustado este artículo? Puedes darme tu opinión dejando un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.