Filming in Albania: Entrevista con un ¿asesino?

Lo primero de todo: Gracias, mil gracias, Alberto, por haberme dado esta oportunidad. Lo digo por lo siguiente…

Hace poco más de un año, cuando trabajaba como teleoperadora de Movistar y mis únicas actividades extra laborales eran planchar y hacer la compra, me hubiera quedado a cuadros si me hubieran dicho que, no mucho tiempo después, ese proyecto de maruja que estaba destinada a ser se iba a encontrar manteniendo una ardua negociación con el director de una cárcel perdida en las montañas de Albania para entrevistar a uno de sus reos.

Prisión de Kruja. Lugar paradisíaco, ¿verdad?/ © Lola Hierro

Esto es lo que me pasaba ayer por la cabeza mientras tomaba un té frío con mis compañeros del documental y con el ya mencionado jefe de la prisión de Kruja, un centro penitenciario destinado a condenados con problemas mentales, como es el caso de uno de los personajes de nuestro documental, Shpetim.

Él es el hermano de Rabje, nuestro protagonista, y es el responsable de la situación que atraviesa ahora su familia: sin poder salir apenas de casa por el miedo a una venganza de la familia rival, sin poder generar ingresos debido a este aislamiento, lejos de su ciudad natal, sin amigos ni familia en su nueva residencia…

Alberto y Cristian preparando la entrevista en el hall de la cárcel. / © Lola Hierro

En Albania llaman a Shpetim «el monstruo de Dibre. Es comprensible, ya que está condenado a cadena perpetua por haber violado y asesinado a un niño de diez años en 2007. Lo hizo, guardó silencio, y hasta participó en la búsqueda del cuerpo durante los seis días que duró. Después admitió el crimen y por ello fue condenado a cárcel para siempre, pero luego lo desmintió y dio una versión en la que entran muchos otros factores relacionados con las venganzas personales, la trata de blancas y cosas muy turbias. Nada de lo que él y su familia dicen se ha podido demostrar, para unos es cierto, para otros no… depende a quién preguntes.

Rabje posó como una modelo profesional. / © Lola Hierro

La sesión fue muy divertida. / © Lola Hierro

Yo no lo sé, y no estoy aquí para averiguar la verdad, no puedo saberlo. Hemos venido a documentar la vida de su hermana, Rabje, sus perspectivas de futuro ante esta situación en la que se ha visto envuelta sin tener nada que ver. Estos últimos días hemos pasado con ella mucho tiempo. Hemos estado yendo a su casa a menudo, conociendo su día a día, entrevistando a todos los miembros de la familia… Su entrevista fue la más dura, tuve que hacerle preguntas muy desagradables, pero ella respondió resuelta y segura de sí misma. La sesión de fotos, por el contrario, fue mucho más distendida. Rió mucho, creo que se sintió bien. Y creo que los días que llevamos aquí son en los que más ha reído de los últimos tiempos. Por cierto, que sabe leer los posos del café. ¡Y me dijo cosas de lo más interesantes!

Erna, Rabje, Lola y Cristian. Un gran equipo. /© Lola Hierro

Volviendo a su hermano en prisión, creo que de lejos ha sido lo más difícil que he hecho en mi vida. Tuve delante a un chaval de 21 años totalmente desorientado, no sé hasta que punto por las pastillas que le han dado para su enfermedad o porque es así. Si he de ser totalmente sincera, creo que el trato que le dieron delante de nosotros fue como si para ellos fuera el mono del circo. Nos lo trajeron del calabozo, lo pusieron de pie frente a la cámara y nos dieron cinco minutos escasos para hacerle algunas preguntas. Sin intimidad, con todo el personal de prisión delante, por supuesto sin guardar silencio… Las respuestas fueron espeluznantes, ya lo veréis en el documental.

Cristian jugándose la vida con la Red One. El boss, asustado./ © Lola Hierro

Yo viví una gran lucha interna durante y después de conocerle. Creo que salí un poco en estado de shock y me siento poco profesional por ello, aunque Alberto me animó mucho y me dijo que estuve a la altura y me porté con clase, pero no sé… Es un asesino como los peores que hemos conocido en España, pero cuando lo tuve delante vi a un crío completamente atontado, en su mundo… No sé qué pensar. El chico no dio ninguna muestra de agresividad, es más, el director de la prisión le dijo que me diera un abrazo (recordad que si él es el mono del circo, yo soy la mujer y soy menos que eso, para qué me van a preguntar…) y él se acercó y me abrazó. Yo le abracé a él. Me dio mucha pena.

Shpetim está condenado a cadena perpetua. / © Lola Hierro

Cuánto entiendo a mi madre con lo de odiar el delito y compadecer al delincuente. Sé que es odioso lo que hizo y estoy de acuerdo, es una monstruosidad, lo peor que hay en la vida, lo más grave e imperdonable. Pero la cuestión es: ¿no se podía haber evitado internando a este chaval antes en un lugar donde le dieran un tratamiento en función de sus necesidades? Quizá ahora no tendríamos que lamentar la muerte de ese pobre niño, ni ver a dos familias destrozadas, una por el crío y la otra no sólo por tener a uno de los suyos en prisión para siempre sino porque están muertos de miedo ante la Gjakmaria (la venganza que según el Kanun la otra familia puede cobrarse asesinando a uno de los familiares del asesino).

La cárcel no enrolla nada. / © Lola Hierro

Bueno, todas estas cosas me han mareado la cabeza bastante. Y además de esto, he tenido oportunidad en el mismo día de descubrir en mis propias carnes cómo aquí las mujeres somos menos que una mascota. Me ha pasado algo que no voy a hacer público de momento, nada grave, pero nuevo para mi.

Me sentí un poco mercancía durante todo el día de rodaje, pero ya pasó. Gracias al papel que me tocó asumir, pudimos acceder a información que de otra manera no hubiera sido posible. Pero es triste que funcione así. Aunque, ¡eh! Que nadie se asuste, que no he tenido que prostituirme ni nada parecido. Y ni siquiera estoy enfadada por ello, entiendo que es el modus operandi de aquí y para el sexo contrario no supone un problema. Qué cerca estamos y qué diferentes somos.

Por las mujeres se hace poco en Albania. ¿A qué son majas estas abuelitas?/ © Lola Hierro

Definitivamente, si Albania quiere entrar en la Unión Europea va a tener que cambiar mucho la mentalidad retrógrada de sus habitantes. He llegado a oír que los homosexuales valen menos que un perro, pero eso sí, las lesbianas molan. Sin comentarios…

A Sisebuta la encontré en peligro de muerte. ¡Pero ha escapado! / © Lola Hierro

Para colmo de males, me ha vuelto a dar reacción alérgica la picadura de un mosquito. Creo que definitivamente soy alérgica. Tengo 28 sólo en las piernas pero el problema no es ese sino que se me han hinchado los tobillos como si fuera Carlos V en sus tiempos de la gota. Hoy he tenido que ir al hospital, y allí me han metido un rejonazo de cortisona en el culete y me han puesto una vía con suero o no sé qué. Como casi no puedo andar porque me duelen los tobillos de lo hinchados que los tengo, nos hemos tomado el día libre, que llevábamos desde el 29 de julio sin descansar. Pero bueno, me recuperaré con el tratamiento que me han puesto. La verdad es que es un puntazo tener enchufe en el hospital (mi querida doctora Anika otra vez). Me han tratado como una reina, me han puesto una habitación para mi sola y no me han cobrado ni la consulta ni la medicación (recordad que aquí no vale la Seguridad Social).

En fin, que nadie se preocupe, estamos muy bien y el trabajo va a toda máquina. Tanto que a lo mejor nos damos un fin de semana de descanso de rodaje en Macedonia o en los lagos del sur de Albania o quizá en las playas de Montengro, quién sabe… Me vendrá bien no sólo físicamente sino sobre todo a nivel emocional. ¡Seguiremos informando!

Me va a costar dejar este sitio y a esta gente. / ©Lola Hierro

 

Textos sobre el primer viaje a Albania:

  1. Filming in Albania: Un cumpleaños balcánico
  2. Filming in Albania: La difícil tarea de establecerse
  3. Filming in Albania: ¡Habemus bebé!
  4. Filming in Albania: ya estamos de entrevistas
  5. Filming in Albania: Muchas emociones
  6. Filming in Albania: Entrevista con un ¿asesino?
  7. Filming in Albania: Aprenda albanés en cuatro días
  8. Filming in Albania: Persiguiendo la noticia
  9. Filming in Albania: Live fast, die hard…
  10. Filming in Albania: Tengo un dèja vu
  11. Filming in Albania: Vuelta a casa. Faleminderit, Shqiperia

 Más relatos sobre el segundo viaje a Albania:

  1. ¿Volverá ‘Filming in Albania’?
  2. Filming in Albania: Del barco a la cama
  3. Se acabó lo que se daba
  4. San Valentín a la albanesa
  5. Albanian sagas: De mercadeo
  6. Las madres de Tirana

Textos sobre mi tercer viaje a Albania:

  1. He soñado a la muerte, y ha venido
  2. Albania, cuánto me dueles

BONUS: Las fotografías del viaje

 

15 Replies to “Filming in Albania: Entrevista con un ¿asesino?”

  1. Pingback: He soñado a la muerte, y ha venido | Reportera nómada

  2. Pingback: Filming in Albania: Del barco a la cama | Reportera nómada

  3. Pingback: Albania, cuánto me dueles | Reportera nómada

  4. Pingback: San Valentín a la albanesa | Reportera nómada

  5. Pingback: Filming in Albania: Tengo un dèja vu | Reportera nómada

  6. Pingback: Filming in Albania: Live fast, die hard… | Reportera nómada

  7. Pingback: Filming in Albania: Persiguiendo la noticia | Reportera nómada

  8. Pingback: Filming in Albania: ya estamos de entrevistas | Reportera nómada

  9. Pingback: Filming in Albania: ¡Habemus bebé! | Reportera nómada

  10. Alejandra

    Impresionante Lola! Tengo ganas de ver ese reportaje. Ya lo creo que es una gran lucha interna la que te has encontrado. Me pasa a diario en el hospital, en judiciales, atender a alguien que sabes que carga a su espalda con varios delitos como robo, violación y asesinato entre otros. Pero son las cosas de la profesión, y como profesionales que somos, no estamos para juzgar a nadie. Eso ya lo hacen los jueces…Mucho ánimo Lola con tu expedición por allí, que vaya bien el trabajo y tráete muy buenos recuerdos 🙂

    Reply
  11. ana_nexus

    Pero bueno chiquilla!! en que berenjenal te has metido? jeje, me alegro por tí, imagino que será una experiencia única por lo que he leido, que caña.Estoy deseando ver ese documental, menuda historia que os estais currando .Mucha suerte con el proyecto 😉

    Reply
  12. Nabia Orebia

    gracias niñas! enriquecerme, desde luego, esto es toda una experiencia y un aprendizaje. Ana, yo tambiéne stoy deseand verlo… a ver qué rodamos, mieditoooorl!

    Reply
  13. Alejandra

    Hola Loli! me ha parecido muy interesante, me gustaría ver el reportaje. Entiendo lo que dices sobre los delincuentes, es un debate interno que me tocará vivir hasta que me jubile, por lo menos!! cada caso es un mundo, es complicado adoptar una visión global desde todos los ángulos, pero se intenta, y desde luego no es algo que se concluya con una frase. Con todo es interesante conocer en esta vida todas esas cosas, espero que disfrutes y te enriquezcas con todo lo que estas viviendo! Besos!

    Reply

¿Te ha gustado este artículo? Puedes darme tu opinión dejando un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.