Espiando hipopótamos en Naivasha

Cuando una dice que se va a espiar hipopótamos a Naivasha es en sentido literal. Se trata de verlos lo más cerca posible y que no te pase nada, claro. Son los animales más peligrosos de África, los que más humanos matan. Parecen tranquilos e inofensivos, ahí sumergidos en el agua, gordos, parsimoniosos. Pero nada más lejos de la realidad. Son muy territoriales y si te pilla uno con sus enormes fauces llenas de dientes estás vendido.

En el lago Naivasha, a unas tres horas de Nairobi, la capital de Kenia, es relativamente fácil dar con ellos. El lago ocupa una superficie de 170 kilómetros cuadrados  de agua dulce, está en pleno valle del Rift, rodeado de colinas y volcanes inactivos, hogar de infinitas especies de flora y fauna autóctonas, sobre todo, aves. A su alrededor hay muchísimos campings para todos los presupuestos, desde pijos pijísimos hasta sencillos alojamientos a precio irrisorio. Muchos de ellos poseen su propio embarcadero y la mayoría zonas verdes para plantar la tienda de campaña si tu presupuesto no te permite una habitación o si te encanta acampar al aire libre. Es fácil reservar a través de internet y también llegar hasta allá en transporte público. Lo que no es tan sencillo es que no te timen en algún momento del proceso.

¿QUIERES LEER EL RESTO DE ESTE RELATO?

Lo puedes encontrar completo en mi primer libro: El tiempo detenido y otras historias de África, con la editorial Kailas.

A partir del 16 de mayo de 2018 estará a la venta en librerías tradicionales y online.

13 Replies to “Espiando hipopótamos en Naivasha”

  1. Pingback: Carta abierta a mi auténtica mamá africana | Reportera nómada

  2. Pingback: De Uganda salí... corriendo | Reportera nómada

  3. Pingback: Con el sol pegado a los talones por el Maasai Mara | Reportera nómada

  4. Pingback: La teoría masái (segunda parte) | Reportera nómada

  5. Pingback: La isla de la libertad | Reportera nómada

  6. Pingback: Kampala: apacible versus cansina | Reportera nómada

  7. Pingback: Llegar a los 33 en Addis Abeba | Reportera nómada

  8. Pingback: Elefantes 'low cost' en Amboseli | Reportera nómada

  9. Pingback: Nakuru, no te esperaba pero gracias | Reportera nómada

  10. Rafael

    Me ha gustado, pero sólo una foto de un hippo paseando cuando el título prometía más. Y no queda claro , ¿está el lago cercado por una valla metálica?

    Reply
    • Lola Hierro Post author

      Sí, el lago está cercado por una verja que tiene una puerta, así que se puede cruzar. Si quieres ver más fotos de hipopótamos puedes hacerlo en el enlace que hay al final del texto. saludos!

      Reply

¿Te ha gustado este artículo? Puedes darme tu opinión dejando un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.