De caos en caos

Todo es muy confuso últimamente y me cuesta poner orden en mi cabeza y en mis actividades. Y hay tanto que contar, tanto que pensar… No llego a todo. Hoy pongo orden por escrito y, una vez más, intentaré (sin éxito, seguro) ser breve. Tengo dos frentes abiertos ahora mismo que me tienen en una nube. Empezamos:

A) ALBANIA: Vuelvo a esa querida e inhóspita tierra tal y como ya anuncié. Tenemos los billetes comprados y estaré allí del 12 al 19, rodando con Alberto el documental o contando lo que haya que contar si es que la situación empeora. Los disturbios del 21 de enero, al final, no fueron a mucho más, pero por desgracia no todos mis amigos salieron indemnes de semejante movida. A uno de ellos, Fatos, de quien he hablado mucho en este blog, le dispararon. Él es periodista de la gaceta Panorama, y se encontraba metido en todo el jaleo dando una crónica por teléfono cuando un miembro de la guardia republicana se puso a disparar a diestro y siniestro a la población civil. A él le alcanzó en la mano, lo cual fue una suerte; unos centímetros más y le hubieran dado en la cabeza. A uno que tenía al lado le dejaron frito en el suelo. Ahora se encuentra bien dentro de lo que cabe, pero tiene un susto y un cabreo que le durará mucho tiempo, amén de una mano hecha puré.>Yo temo que Albania se vuelva a hundir en la oscuridad después de todos los esfuerzos que sus ciudadanos han hecho para sacar el país adelante. En cualquier caso, voy a intentar estar allí. Deseo poder ir el día 12 y tomarme unas cervezas en el Tirana Rock, sin chaleco antibalas y sin tener que contar que hay muertos, heridos, pillaje en las calles y coches ardiendo.

B) ASIA: La súper locura. Muchos de mis amigos ya saben que me lanzo a la aventura, y los lectores de este blog quizá recordarán una entrada que puse hace unos meses, cuando compré el billete de ida. Ahora voy a detallar un poco más: Me marcho el 21 de febrero rumbo a Malasia. Pasaré por Vietnam. Y por Indonesia, Singapur, Laos, Camboya, Tailandia, India y Nepal, Y si da para más, pues más. Intentaré conseguir trabajos para poder alargar el viaje todo lo posible pero, en principio, el periodo mínimo que estaré son dos meses. Va a ser un viaje de los de mochila al hombro, sin lujos, sin excentricidades caras. Viviré con lo menos posible y creo que voy a ser muy feliz así. Como digo, casi no voy a hablar de esta odisea hoy, sólo añado que estoy hasta el gorro de ponerme vacunas, de pagar visados, de darme paseos para hacer recados mil, de buscar vuelos de bajo coste (hay que ver lo que se encuentra por ahí…) de pensar y repensar el contenido de mi mochila y de contar los días para salir zumbando. Así que nada, a partir de ahora, voy a intentar divagar menos y publicar más historias interesantes. Las próximas tendrán como escenario las calles de Tirana. ¡Crucemos los dedos!

2 Replies to “De caos en caos”

  1. Pingback: Rumbo a Shqiperia | Reportera nómada

¿Te ha gustado este artículo? Puedes darme tu opinión dejando un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.