Crónicas tanzanas XI: Y este cuento se acabó

Me despedí de Tanzania de la manera más dulce y sin dolor, ya que me fui sin saber que ya no iba a regresar. Casi fue mejor así. Si hubiera pasado los últimos días pensando que no iba a volver Sigue leyendo →

‘El hambre escondida’ gana un premio de periodismo

Hace algo más de un mes me dieron un premio de periodismo. Es la primera vez que recibo uno y me hizo mucha ilusión, sobre todo porque el trabajo galardonado fue uno que describe una situación que, a mi juicio, Sigue leyendo →

Crónicas kenianas (VIII): Depresión post viaje

He cambiado la sabana dorada por una moqueta verde, la bola de fuego enorme que es el sol africano por unos fluorescentes blanquecinos cuya luz me pone cara de muerta, mis rinconcitos improvisados de trabajo con vistas al Índico por una mesa Sigue leyendo →

Crónicas etíopes X: Despedida de todo

Hace unos días anunciaba a bombo y platillo que hoy, 31 de diciembre, publicaría la última de mis crónicas desde Etiopía. Justo el día en que todo el mundo hace sus resúmenes del año, su recuento de países visitados, del Sigue leyendo →

Crónicas etíopes (III): Crisis de valores

Estás dormida. Un leve traqueteo, un olor. Abres los ojos y no ves nada conocido. No estás en casa, sino en un todo terreno que circula a gran velocidad por una carretera bien asfaltada y sin tráfico. Arriba, el cielo, Sigue leyendo →

La próxima vez que nos encontremos…

—»La próxima vez que nos encontremos, ya no seremos las mismas personas». Ella intentó que su voz sonara firme pese a que la enfermedad le había arrebatado las fuerzas varios días atrás. No quería preocuparle más. Sabía que el viaje llegaba a su Sigue leyendo →

Albania, cuánto me dueles

Fui, vi y no vencí. No había nada que conquistar, aunque sí mucho que recordar. Fueron 36 horas intensas en Tirana, la capital de Albania, la ciudad que durante un frenético mes fue un hogar para mí y para mis Sigue leyendo →

He soñado a la muerte, y ha venido

La otra noche soñé con la muerte. Soñé, más bien, con la sensación de que me moría, y que era de golpe. No era a causa de una enfermedad, no era morirse de vieja ni morirse tranquila habiendo asimilado que Sigue leyendo →

Morir y resucitar

Interrumpí mis relatos viajeros por India de manera precipitada, sin preaviso y sin explicaciones. Así fue como me pilló la vida, así me dio un revolcón inesperado. No he tenido ganas ni energías para entrar en este blog y contar Sigue leyendo →

Documentando la trata de mujeres: el ‘behind the scenes’ de una reportera

Esta es una de esas entradas difíciles de escribir. Como la que hice tras visitar los campos de refugiados de la frontera entre Turquía y Siria o cuando cubrí para El País la muerte de siete mineros en León. Esta Sigue leyendo →