ANDANZAS POLACAS V: PRAGA, AQUEL PELIGROSO BARRIO DE HIPSTERS

La abuela de Patricia contaba que se casó con su pretendiente —y luego marido y padre de sus hijos— para que le acompañara al baño del tercer patio de su edificio porque le daba miedo ir sola. Patricia es una Sigue leyendo →

ANDANZAS POLACAS IV: VARSOVIA RENACE, PERO NO OLVIDA

Camino mucho hasta llegar al casco viejo. Varsovia me encanta, pero sus enormes distancias, que siempre recorro a pie, ya no tanto. Recién llegada a la capital de Polonia, me cae el cielo sobre la cabeza: llueve, truena, está oscuro Sigue leyendo →