12 cosas que te pueden pasar si viajas a Kenia

Foto principal: @Ray Morris

Nunca he estado en Kenia, pero creo que ahora tengo una idea más cercana a lo que puedo encontrar  si un día me da por viajar a ese país africano (que me dará). Fue gracias a la última jornada de las tertulias viajeras, que fueron el pasado 10 de septiembre en la cafetería del National Geographic Store de Gran Vía, en Madrid.

Las tertulias viajeras son unas reuniones mensuales organizadas por cuatro viajeros experimentados (Sele de El Rincón de Sele, David y Cristina de Está en tu mundo y Pak, de Pakgoesto) para compartir experiencias y consejos de viaje con otros viajeros, o simplemente con gnete que no viaja mucho pero le gusta escuchar los relatos de otros aventureros.

Bueno, pues el tema de septiembre era Kenia, y quién mejor que uno de los organizadores, David Macharia, que es keniano (y no keniata, ya explicaré por qué) para introducir la charla. Con él, otros tres invitados de lujo que aportaron muchísimo saber: Claudia Rodríguez, una chica que ha recorrido casi 40 países y que estuvo en Kenia y Tanzania este verano; Sara Rodríguez, autora de Mindful Travel, una bloguera que fue durante la época de las migraciones de ñus y cebras y visitó varios parques nacionales, y Fernando González-Sitges, un respetado guionista de documentales de naturaleza que lleva visitando el país desde 1989.

Al no haber estado en Kenia, no me atrevo a hacer un relato sobre el país, y además para eso están las guías de viajes. Lo que sí voy a contar es una serie de experiencias y curiosidades que no salen en las guías y que, ya por útiles o por divertidas, se tienen que conocer. Ahí van las 12 cosas que te pueden pasar si viajas a Kenia.

*Que los monos te roben tu comida. “Han aprendido a abrir los coches para llevarse la comida que lleves dentro, son muy listillos, casi parecen humanos”, relataba David Macharia.

*Desmontar mitos. Viajar a Kenia no es tan caro como se cree. Claudia nos dio precios muy decentes para hacer un viaje low cost: alojamiento por 10 euros la habitación doble, autobuses por otros 10, transporte local por 2 euros… y safaris por 300 dólares por 3 días y dos noches. Eso sí: mejor contratar en el sitio en vez de recurrir a una agencia de viajes española. El precio se encarece muchísimo.

©Aftab Uzzaman

*No poder ver un lago… porque está lleno de flamencos rosas. Fue el lago Nakuru, y fue David el afortunado que encontró un paisaje semejante.

*Conocer a un hipopótamo que pensaba que su madre era una tortuga. Ocurrió, según David, que un hipopótamo bebé quedó huérfano y, entre todos los animales de los que estaba rodeado, decidió pegarse a una enorme tortuga de 200 años por ser loq eu encontró más parecido a sus semejantes. El hipopotamito perseguía a su “madre adoptiva” y ella, con su lento caminar, no conseguía zafarse de este hijo imprevisto.

*Aprender que no se dice keniata, sino keniano. Ambos gentilicios están aceptados por la RAE, pero keniata, en realidad, era el apellido del primer presidente que tuvo Kenia tras su independencia en 1963. Se llama Jomo Kenyatta y la prensa se refería a él como 2presidente keniata”, como quien dice “el presidente Rajoy”, pero con el tiempo se fue confundiendo con el gentilicio y ahora todo el mundo llama keniatas a los kenianos.

*Ser testigo de lo implacable que es el ciclo de la vida. Fernando nos contó cómo él y un nutrido grupo de turistas fueron testigos de cómo un cocodrilo casi se come una cebra. Ella estaba casi en el agua y no se daba cuenta de que iba a ser devorada… pero justo pegó un brinco y salió a tierra firme al mismo tiempo que el cocodrilo  se lanzó con las fauces abiertas a por ella. No la alcanzó por un segundo y todos los que estaban observando aplaudieron con alivio.

©Wajahat Mahmood

*Viajar en globo. Esta fue una experiencia de Sara, que contrató un paseo en aerostático para ver desde el aire la reserva nacional Masai Mara. Disfrutó muchísimo, pero también avisó de que es una experiencia muy cara: ronda los 300 euros por una hora y media.

*Disfrutar de playas donde la temperatura se vuelve loca. El agua está calentita, pero la arena no quema, contaba Claudia. Además, en algunos puntos se puede bucear sobre uno de los arrecifes de coral más espectaculares del mundo.

*Hincharte a zumos. Según Claudia, uno de los mejores bebestibles en Kenia son los zumos, de mil sabores y colores, todos fresquísimos y  recién exprimidos. Ella se volvió adicta.

*Quedarte boquiabierto con el Kilimanjaro. Sara explicó que conoció a dos japoneses que estaban muy tristes porque se les había terminado el viaje y no habían podido ver el Kilimanjaro. Cuando ella lo vio, entendió la razón: fue lo más espectacular que ha tenido delante en toda su vida. Por algo es, con casi 5.900 metros de longitud, la montaña más alta de África.

*Comprar pulseritas a los masais. Es una de las pocas tribus de Kenia que siguen fieles a sus tradiciones y es fácil visitar una aldea y conocer sus costumbres… y su artesanía. Todo el que viaja a este país se ha vuelto con pulseritas hechas a mano por los masais.

*Leerte libros que tripliquen tu amor por este país. En las recomendaciones no faltó The End of the Game, de Peter Beard, y la Trilogía de África de Javier Reverte.

Estas son algunas, pero se me quedan otras muchas anécdotas en el tintero que ahora no recuerdo bien, como algo que oí sobre encontrarte elefantes durmiendo a la sombra de un Land Rover o un hipopótamo en la ducha… El caso es que nos reunimos cerca de cien personas en un ambiente muy acogedor y relajado para hablar de un país mágico que ahora tengo muchas ganas de conocer.  Amboseli, Monte Kenia, Masaai Mara, el Lago Nakuru, los masais, las migraciones… creo que cuando me anime a ir, tendrá que ser para quedarme como mínimo un mes.

Aquí  dejo un enlace a las fotos proyectadas durante la tertulia y también un video subido por Carlos Olmo, de Vagamundos

*Foto superior: (CC) Giacomo di Castelnuovo

2 Replies to “12 cosas que te pueden pasar si viajas a Kenia”

  1. alba

    Buenas tardes, ante todo decir que me ha parecido un artículo interesante, no es el típico artículo extenso que cuesta leer y recoge puntos clave de un viaje a este país

    Estoy programando un viaje a Kenia para noviembre y la verdad estamos un poco preocupadas por el dinero. Aquí dices que no es caro y que se pueden encontrar Safaris una vez en el país y a buen precio. ¿Puedes darme mas información?
    Saludos y gracias

    Reply
    • Lola Hierro Post author

      SafariBookings.com. Es como un buscador de safaris pero sin el cómo. Un TripAdvisor de este tipo de viajes. Vienen muchísimas empresas locales, extranjeras, baratas, caras y lo siguiente, opiniones de usuarios, lugares donde operan… Y puedes buscar la opción que mejor que te convenga filtrando por país, días, parques, presupuestos… De todo. Un saludo!

      Reply

¿Te ha gustado este artículo? Puedes darme tu opinión dejando un comentario